31.5.09

SWEET POISON FOR THE AGE'S TOOTH



Bastardo


[…] Y conviene al espíritu ascendiente como yo;
Porque no es más que un bastardo para estos tiempos
Quien no huele a observación;
Y eso soy yo, eche o no eche humo.
Y no sólo en hábito y recursos,
Sino desde el impulso interior de ofrecer
Dulce, dulce, dulce veneno a los dientes de la época.
Lo cual, aunque no lo practicaré para engañar,
Sino para evitar el engaño, pretendo aprender;
Pues cubrirá los escalones de mi ascensión […]


* * *
Bastard


[…] And fits the mounting spirit like myself;
For he is but a bastard to the time
That doth not smack of observation;
And so am I, whether I smack or no.
And not alone in habit and device,
Exterior form, outward accoutrement,
But from the inward motion to deliver
Sweet, sweet, sweet poison for the age's tooth:
Which, though I will not practise to deceive,
Yet, to avoid deceit, I mean to learn;
For it shall strew the footsteps of my rising […].


:: King John (Vida y muerte del Rey Juan), Acto I, Escena Única de William Shakespeare (concluida entre 1594-95).-
:: Imagen: Boceto de Richard Negri, escena de la batalla en King John.-

8.5.09


La lectura de este último sí que la hizo salir corriendo. En el patio cuadriculado llovía, el cielo cuadriculado parecía el rictus de un robot o de un dios hecho a nuestra semejanza, en el pasto del parque las oblicuas gotas de lluvia se deslizaban hacia abajo pero lo mismo hubiera significado que se deslizaran hacia arriba, después oblicuas (gotas), se convertían en circulares (gotas) que eran tragadas por la tierra que sostenía el pasto, el pasto y la tierra parecían hablar, no, hablar no, discutir, y sus palabras ininteligibles eran como telarañas cristalizadas o brevísimos vómitos cristalizados, un crujido apenas inaudible, como si Norton en lugar de té aquella tarde hubiera bebido una infusión de peyote.


:: 2666 de Roberto Bolaño (obra póstuma)
:: Pintura de Antonio Saura.