21.12.10

LA PIEL AZULADA

Al deseo irreductible de una plena animalidad 


Naõ ter nascido bicho é
minha secreta nostalgia.
C. LISPECTOR

Estar encerrado en una fortaleza no ha sido nunca fácil. Una fortaleza de humedades frías, muros espesos, intrincados corredores y patios como sepulcros a los que no llegaba el sol.
Único habitante de semejante espacio los guardias no se podían contar porque no los veía, apenas si un movimiento, una agitación imaginada el aire cuando dejaban a mi alcance una comida sin sustento. No veía sus manos ni sus rostros. Menos densos que fantasmas estaban ahí sin embargo. Y lo había comprobado la única vez que había intentando huir a través de un desgarrón en la muralla cargada de hierba. No logré siquiera atravesarla. Un lazo invisible cayó con precisión tirándome hacia atrás, se ciño a mi cuello hasta asfixiarme. Con la piel azulada, los pulmones ardiendo, acepté el aviso, me quedé como muerto. Entonces el lazo se aflojó de mi garganta y la cuerda voló hacia arriba, posiblemente hacia el mismo lugar de donde había partido. Lo hubiera creído un sueño pero indelebles estaban los trazos de la cuerda en mi garganta y la terrible quemazón para desmentirlo.

:: “Caballo” en Los animales salvajes de Griselda Gambaro (2006).-
::  Detalle de London de Fernando Botero (2007).-

18.12.10

SOBRE LOS CABELLOS QUE COMIENZAN


La universalidad del roce,
del frotamiento, del coito de la lluvia
y sus menudas preguntas sobre la tierra.
¡Qué engendros para la nueva raza!
¡Qué nueva descendencia del hombre y de la piedra!
Una cajas de fósforos esparcida
sobre los cabellos que comienzan
agitándose como fragmentos que se unen
en un gusano lleno de plumillas.
La tijera cortando las aspas del ventilador
y marco de una ventana que se cae
sobre el jarro de leche.
El anverso y el reverso
en borde de la hoja.
Acaricio  el nuevo monstruo,
después, ya me acostumbro,
y lo veo caminar
hacia el oeste del abismo con pinares,
Entrechocado,
Frotándose los pies
con la llave maestra del precio secreto
que asciende en el elevador.
Precipitándose sobre una cascada congelada
la rotación convertida en un coito universal
de la abeja de la respiración,
del sombrero con los siete anillos de Saturno.
¿Qué hijos darían que siguiesen
conversado cuando soplan la lluvia?
El gato copulando con la marta
no pare un gato
de piel shakesperiana y estrellada,
ni un marta de ojos fosforescentes.
Engredan el gato volante.

:: Universalidad del goce de José Lezama Lima (1974).-
:: Fotografía de Vlados.-

17.12.10

BAJO SU ANIMAL SIMPLICIDAD

A  Mk. durmiente

Mediodía. En la roja red de sus venas
S. PLATH


                                           A Henry Ghéon
Sobre aquel árbol la brisa acuna
A la víbora que yo vestí;
Una sonrisa le horada el diente
Y nos aclara sus apetitos
En el Jardín donde arriesga y ronda,
Y en el triángulo mío de esmeralda
Saca su lengua de doble filo...
Bestia soy, pero bestia aguda
De quien el veneno, aunque vil,
Domina al de la cauta cicuta.

Cuán suave aquel tiempo de placer!
Temblad mortales! Yo soy muy fuerte
Cuando consigo con mi descaro,
¡En un bostezo quebrar la fuerza!
El esplendor del Cielo perfila
Este blasón de sierpe que oculta
Bajo su animal simplicidad;
¡Venid a mí, raza atolondrada!
¡Estoy de pie, atenta y proterva,
Semejante a la necesidad!

 * * *

À Henri Ghéon.

Parmi l’arbre, la brise berce
La vipère que je vêtis ;
Un sourire, que la dent perce
Et qu’elle éclaire d’appétits,
Sur le Jardin se risque et rôde,
Et mon triangle d’émeraude
Tire sa langue à double fil…
Bête que je suis, mais bête aiguë,
De qui le venin quoique vil
Laisse loin la sage ciguë !

Suave est ce temps de plaisance !
Tremblez, mortels ! Je suis bien fort
Quand jamais à ma suffisance,
Je bâille à briser le ressort !
La splendeur de l’azur aiguise
Cette guivre qui me déguise
D’animale simplicité ;
Venez à moi, race étourdie !
Je suis debout et dégourdie,
Pareille à la nécessité !
[...]

:: Primeras estrofas de  Ébauche d’un serpent [Esbozo de una serpiente] de Paul Valéry (1931).-
::  Raimbow serpent, oleó de Bruno Pasqualini (2009).- 

9.12.10

IL PLEURE SANS RAISON

…la monótona repetición de las conquistas sin amor
D. Bensaïd


Llueve suavemente sobre la ciudad
Rimbaud

Llora mi corazón
Como llueve en la ciudad.
¿Qué languidez es ésta
Que en mi corazón se ahonda?

¡Murmullo suave de la lluvia
En suelos y en tejados!
¡El canto de la lluvia
En un corazón abatido!

¡Ay, como llora sin motivo
En este corazón hastiado!
¿No hay traición alguna?
Este dolor es sin razón.

La peor de las penas
Es ignorar por qué;
Mi corazón, sin odio
Y sin amor, está muy dolido.

* * *

Il pleut doucement sur la ville
Rimbaud

Il pleure dans mi couer
 Comme il pleut sur la ville.
Quelle est cette langueur
Qui pénètre mon coeur?

On bruit doux la pluie
Par terre et sur les toits!
Pour un coeur qui s’ennuie,
O le chant de la pluie!

Il pleure sans raison
Dans ce coeur qui s’écoeure
Quoi! Nulle trahison?
Ce deuil est sans raison.

C’est bien la pire peine
De ne savoir porquoi,
Sans amour et sans haine
Mon couer a tant peine.

:: Aria III de Ariettes Oubliées [Arias Olvidadas] de Paul Verlaine (1874).-
:: Fotografía de Trent Parke.-