28.4.11

LA LETRA IMPRESA



Aquel trazo de su lápiz o de su bolígrafo en la orilla misma del ángulo inferior derecho de la  página que significaba: nihil obstat, texto revisado, sin errores, santificado por la precisión […] Para poner orden en el mundo como únicamente puede hacerlo la letra impresa. El códice, el tratado, la  escritura, el panfleto o el tomo. Ya rubricados. Con su rúbrica, a veces antes de que la tinta hubiera secado, legendaria como todo lo perfecto.
Y con el ardor, como un hilo de humo, una turbiedad.

:: Épreuves [Pruebas] de George Steiner (1992).-

26.4.11

AVANZA EQUIVOCADO

The same. We parallel the mother's death


II
Desnudo avanza el cuerpo bajo el sol
y, triste o entristecido, reconforta
este sol, y así acuden otros cuerpos,
copiando nuestro plan y fantasía, 
y versado entre versátiles mociones
en sonidos y tactos que despiertan
en el cuerpo codicias de un deseo
de las cuerdas más finas e implacables.
Que así sea. No obstante esos espacios
tan profundos y vastos y esa luz
en los que el cuerpo avanza equivocado
se desprenden pausados de ese cielo
más vació y fatal. Y todo esto
el alma lo percibe dolorida.


* * *
II  The body walks forth naked in the sun/ And, out of tenderness or grief, the sun/ Gives comfort, so that other bodies come, / Twinning our phantasy and our device,/ And apt in versatile motion, touch and sound/ To make the body covetous in desire/ Of the still finer, more implacable chords./ So be it. Yet the spaciousnnes and ligth/ In wich the body walks and is deceived,/ Falls from that fatal and that barer sky,/ And this the spirit sees and is aggrieved.


:: "Anatomy of monotony" en Harmonium de Wallace Stevens (1931).-

23.4.11

POR UNA EVASIÓN IMPOSIBLE

¿Qué puede uno olvidar y qué debe uno "rememorar"?-
BENSAÏD


Aún desde antes de salir de la infancia, me parece que tuve, muy claro, este doble sentimiento que habría de dominarme durante toda la primera parte de mi vida: el de vivir en un mundo sin evasión posible donde el único remedio era luchar por una evasión imposible.-

:: Memorias de un revolucionario de Victor Serge (1947).-

UN FLUIDO

Entre sangrantes corazones que el pensamiento enturbian.-
GENET



Hombres, mujeres. Siempre me inquietó que el bosque de la sexualidad, abusando de las clasificaciones, se dividiera en compartimientos estancos. Un árbol principal, el del Bien y del Mal, en hombres y mujeres, con serpiente enroscada y ciencia depositada en el núcleo de una manzana; el más frondoso árbol de los heterosexuales y los homosexuales: la rama de los heterosexuales en heterosexuales homogéneos y heterosexuales bisexuales; la de los homosexuales hombres en hombres y mujeres, cuando no, peor aún, en activos y pasivos; la de las lesbianas en lesbianas compactas y lesbianas bisexuales, y entrecruzamientos inimaginables entre estas diferentes opciones, y eso sin pensar en los anafroditas  que hacen de la abstinencia la máxima virtud y paradójicamente quizás sostienen en su rama la mayor carga erótica por privación, y que no eligen sexo ni se colocan en casilla alguna, dejando pasmados  a las demás ramificaciones; y sin pensar, desde luego, en los andróginos que incluyen todo, los dos cuerpos, las espaldas unidas como siameses, cuatro brazos, cuatro piernas y una sola cabeza para pergeñar el dos después del banquete platónico, y que poseen cogonios y anteridios en la misma hifa, ni tampoco en el Hermafrodito al que se fundió por amor Salmacis, ninfa de un lago, convirtiéndolo, y convirtiéndose ella con él, en un ser de doble naturaleza en el que la ‘virilidad’ no contaba. La combinatoria es de una riqueza impresionante y debería, por su propio peso, invitar a pensar una sexualidad polimorfa, multiforme, en beneficio de una mayor amplitud e intensidad de las opciones. Pero, abroquelados cada cual en su distinción, creemos poder defendernos mejor de las represiones que nos modelan desde adentro y desde afuera. Sin edad, sin género, sin especialización, el Eros sería, en esta nueva hipótesis, un fluido que circula, una forma que busca su deseo y que el deseo mismo modela.


:: “La superficie pulida” en La letra de lo mínimo de Tununa Mercado (1994).-
:: Study for Crouching Nude óleo de Francis Bacon (1952).-


17.4.11

DEVORA LA VIDA

Hubiese querido más que esto y a la vez nada.-
PIZARNIK

Mi juventud fue solo un negro temporal,
atravesada aquí y allá por brillantes soles:
la lluvia y las centellas hicieron riza tal,
que en el jardín me quedan apenas frutos bermejos.

He aquí que he llegado al otoño de las ideas,
y reclaman la pala y el rastrillo mis duras
tierras inundadas, donde el agua caudal
abrió hondos agujeros como hondas sepulturas.

Y ¿quién sabe si las flores nuevas con que sueño
si nos dará este suelo yermo como una playa
el místico alimento que haría su vigor?

-¡Oh, dolor! ¡oh, dolor! El Tiempo devora la vida,
y el Enemigo oscuro que nos roe el corazón
crece y se nutre con la sangre que perdemos.

* * *
Ma jeunesse ne fut qu'un ténébreux orage,/ Traversé çà et là par de brillants soleils;/ Le tonnerre et la pluie ont fait un tel ravage,/ Qu'il reste en mon jardin bien peu de fruits vermeils.// Voilà que j'ai touché l'automne des idées, / Et qu'il faut employer la pelle et les râteaux/ Pour rassembler à neuf les terres inondées,/ Où l'eau creuse des trous grands comme des tombeaux.// Et qui sait si les fleurs nouvelles que je rêve/ Trouveront dans ce sol lavé comme une grève/ Le mystique aliment qui ferait leur vigueur?// — Ô douleur! ô douleur! Le Temps mange la vie,/ Et l'obscur Ennemi qui nous ronge le coeur/ Du sang que nous perdons croît et se fortifie!

:: L’Ennemi [El enemigo] de Charles Baudelaire (publicado en 1857).-

8.4.11

MI LUCHA CON EL SOL

Hace falta una mente de invierno.-




Por fin he terminado mi lucha con el sol.
Y mi cuerpo, vieja bestia,
No sabe nada más.

Las fuertes estaciones criaron y mataron,
y fueron también los genios
de sus propios fines.

Pero la misma esencia pura de la tormenta,
sol y esclavos, cría y muerte,
pero la vieja bestia,

sentidos y emociones, el sonido y la vista,
y el resto de la tormenta
no sabe nada más.

* * *

I have finished my combat whit sun;/ And my body, the old animal,/ Knows nothing more.// The powerfull seasons bred and killed,/ And were theselves the genii/ Of their own ends.// Oh, buth the very self og the storm/ Of sun and slaves, breeding and death,/ The old animal,// The senses and feeling, the very sound/ And sight, and all there was of the storm,/ Knows nothing more.

:: "De la miseria de Don Joost"  en Harmonium de Wallace Stevens (1923).-
:: Desnudos en el bosque de Fernand Leger  (1910).-