30.9.11

EN PRESENTE ESTRICTAMENTE


A Ce, si el tiempo acepta permanecer en presente.-


En eso que hablaban de un jardín

Escribo para tratar con presentes sucesivos (que en este momento son ahora sucesivos), escribo para lograr un libro presente, secuencias, pausas, historia en presente,  escribo para darme cuenta de que bajo ciertas condiciones todo es presente, que esta mañana la niña va de paseo a la caverna de al lado. Si estos dos acontecimientos aceptan ser simultáneos, compatibles con un presente, al interior de la página que escribo, si el tiempo, acepta permanecer en presente estrictamente presente, perderá uno a uno sus pliegues.-


Todo presente como en la Guía Azul de Pausanias, por todas partes  el mismo momento y ahora. Y hasta la cuarta dimensión del pasado este día presente, esta serie de horas con que te preparas a la inminencia de un día a ti dedicado y que hará de tu día el día de hoy día. Y el caso de la niña que emperifollan para ir de visita a la caverna  de al lado y a la que el perro de la guardia  hiere de muerte, transcurre en este momento, es otrora, es aquí y es ahora. Que en tu aldea natal las cosas suceden el mismo día, en este momento siempre presente.


Esa seria de horas con que te haces de un nuevo día, serie de horas que terminarán por ser tu día y un día. Y con la vuelta de los años (…).


Escrito para lograr un libro en presente, esta página en tiempo presente, inacabable, absoluto presente, secuencias de un alma, pasos, libro escrito para entender que bajo ciertas condiciones (¿bajo ciertas omisiones?) todo es presente, todo se reduce a, todo rima en un tiempo presente, presente inacabable de la página sin cesar presente, que en este momento la niña vestida de rojo se dirige por el campo a la caverna de al lado y que en este mismo momento el perro de la guardia se prepara a herirla de muerte, la hiere de muerte. Si ambos sucesos aceptan ser simultáneos, contemporáneos, compatibles con un presente, al interior de este momento presente de la página, irá perdiendo uno a unos sus pliegues. Pasos ahora de alguien por el empedrado.


Escribo en presente, escrita esta página para tratar con presentes sucesivos, páginas que logren un libro en presente, secuencias, cadencias en presente, la niña emperifollada, lazo en la cintura, se dirige en este momento a la caverna de al lado, el perro de la guardia la hiere de muerte. Sin decir agua va.-

:: Diario de Eleusis de Arnaldo Calveyra (2006).-
:: Calveyra por Daniel Mordzinski.-

27.9.11

ANSIEDAD

zéroième degré du printemps




La tierra vestida de belleza
aguarda que vuelva la primavera
todo amor fiel ha de morir,
o en todo caso volverse
algo más pequeño.
¿O acaso miento?

Tal cuerpo tienen los amantes
tal respiración exigente,
que tocan o suspiran
Cada  vez que tocan,
el amor está más cerca de la muerte.
¿O acaso miento?

 * * *
Earth in beauty dressed/ Awaits returning spring. /All true love must die,/ Alter at the best/ Into some lesser thing./ Prove that I lie.// Such body lovers have,/ Such exacting breath,/ That they touch or sigh./ Every touch they give,/ Love is nearer death./ Prove that I lie.-

:: Her Anxiety de William Bluter Yeats (1933).-
:: Eleanor Chicago de Harry Callahan (1948).-

19.9.11

OTRO LADO DEL AGUA


Sostuvieron el cielo suspendido de sus hombros:
Porque ellos resistieron, resisten los cimientos de la tierra.-
HOUSMAN

Él se encontraba de este lado de la masa de agua gris, en la que algún claro de cielo pondría reflejos cambiantes, pero que, sin embargo, curiosamente, no parecía reflejar la luz tamizada de un sol que hubiera podido suponerse suspendido en altura, encima del paisaje, sino hacer surgir aquella luz irisada, hacerla brotar más bien de su misma profundidad, como si bajo la superficie lisa, aparentemente dormida, del agua, una fuerza oscuramente luminosa corroyera subrepticiamente la grisura del canal, y también la de las piedras mal trabadas, musgosas, de los malecones, de la fachadas ciegas, como un acantilado abrupto, ocre, azulado, sobre las aguas muertas –al menos a primera vista–, horadado tan sólo por el hecho hueco, devorado por la luz, de un arco de puente sobre el canal lateral, y también por aquéllos igualmente abiertos, pero de una opacidad perceptible, de algunos portones macizos, hondos, que daban a los desembarcos, por los cuales quizá alguna vez, otro día poblado de movimientos, mercancías habían sido llevadas desde pesadas barcazas hasta las salas sombrías y abovedadas de los mercados, flanqueados por torres; pero hoy las barcazas parecían abandonadas, inútilmente amarradas allí, podría creerse, fundidas en cierto modo con la línea quebrada del paisaje urbano, como si su armazón, corroída por la sal, el légamo, las algas, los excrementos, no fuese más que una materia intermedia entre el agua estancada y la piedra lustrosa, madera como muerta tal vez abandonada al curso de un agua muerta, excrecencias putrefactas de la misma piedra, destacando ciertamente, por su presencia peredera y pasajera, la dura eternidad de esa ciudad que se erguía al otro lado del agua.-

* * *
Il se trouverait de ce côté-ci de l'étendue d’eau grise, où quelque éclaircie du ciel posait des reflets moirés, mais qui ne semblait pourtant pas, curieusement, réfléchir la lumière voilée d’un soleil qu’on pourrait supposer suspendu quelque part, au-dessus du paysage, mais bien la faire jaillir, cette lumière irisée, la faire sourdre plutôt de sa profondeur même, comme si sous la surface plate, apparemment dormante, de l’eau, une force obscurément lumineuse rongeât subreptice­ment la grisaille du canal, et celle aussi des pierres disjointes, moussues, des quais, des façades aveugles, comme une falaise abrupte, ocre et bleutée, sur les eaux mortes — tout au moins au premier regard — trouée simplement par l’ouverture béante, dévorée de clarté, d’une arcade de pont sur un canal latéral, et par celles, également béantes, mais d’une opacité percep­tible, de quelques portails massifs, profonds, sur les débar­cadères, par lesquels, peut-être, parfois, un autre jour peuplé de mouvements, des marchandises avaient été transportées des lourdes barges jusqu’aux salles sombres et voûtées des halles commerciales, flanquées de tours; mais aujourd’hui, les barges semblaient abandonnées, inutilement amarrées là, pourrait-on croire, fondues en quelque sorte dans la ligne brisée du pay­sage urbain, comme si leur charpente travaillée par le sel, la vase, les algues, les fientes, n’était plus qu’une matière intermédiaire entre l’eau croupie et la pierre patinée, bois mort peut-être au fil d’une eau morte, excroissances pourris­santes de la pierre elle-même, soulignant certainement, par leur périssable et passagère présence, la dure éternité de cette ville dressée de l’autre côté de l’eau.-


:: La segunda muerte de Ramón Mercader de Jorge Semprún (1969).-
:: Steps, Washington, D.C. de Margaret Bourke-White (1935).-

18.9.11

EN LA LUZ


Hamlet.  Well said, old mole! Canst work i’ the earth so fast?
A worthy pioneer.
SHAKESPEARE

Comienza por el sol
y advierte su repetida desnudez
grita
como cada vez
su deseo de agua fresca;
luego es la piel exacta
la de un pez
moribundo de hormigón;
cuando bajo las calles anticipa
la ficción estricta de un manojo de cimientos
punza sus heridas,
corre delante
en el sentido de una sombra.

Geología de una ciudad.

El deseo de emerger
pregunta por el sol
piel exacta de la vida
como cada vez
naciendo bajo tierra,
agua fresca.

Estrujar al palacio de cristal
que sombrea al sol
y sobre todo al deseo libre,
ocluye la subsistencia de la tierra
la savia musical del sueño
su reproducción jadeante y temblorosa.

Zapando
la biografía ardiente
violencia física de un cuerpo
como una hoja de papel
libremente infiel
en blanco;
y la piel exacta
inadmisible
la cose y tejiendo rabia
grita: –  agua fresca
comienza por el sol.-


:: Into the Light óleo de Antoine de Villiers.-