30.7.14

FARDO


Nosotros, su carroza, sacamos de su tumba 
toda Badroulbadour dentro de nuestras tripas. 
Aquí va un ojo. Y aquí, una a una, 
las pestañas de este ojo y su párpado blanco. 
Aquí va la mejilla donde el párpado hundía, 
y aquí, dedo tras dedo, viene toda la mano, 
genio de la mejilla. Por aquí van los labios,
el fardo de su cuerpo y más allá los pies.
….................................................................

De su tumba sacamos toda Badroulbadour.-

* * *
Out of the tomb, we bring Bradroulbadour, / Within our bellies, we her chariot, / Here is an eye. And here are, one by one, / The lashes of that eye and its white lid. / Here is the cheek on which that lid declined, / And, finger after finger, here, the hand, / The genius of that cheek. Here are the lips, / The bundle of the body and the feet. / ... // Out of the tomb we bring Bradoulbadour.-

:: “Los gusanos a las puertas del cielo”, en Harmoniun de Wallace Stevens (1923).-

13.7.14

NO SÓLO YO


Sí, dijo el actor del Burg, levantándose de su asiento y disponiéndose a salir, y poniéndole a la Auersberger, que se había levantado con él, la taza de café en la mano, cómo odio en el fondo estas reuniones, que sólo se proponen criticar todo lo que significa algo para mí, arrastrar por el barro realmente todo lo que siempre ha tenido un valor para mí, y en las que sólo se explota mi nombre y el hecho de que soy actor del Burg, y cómo aspiro en realidad no tanto a la tranquilidad como a que me dejen realmente tranquilo. Sí, he pensado siempre, si hubiera nacido otro distinto del que en definitiva soy, y en general me hubiera convertido en otro distinto del que en definitiva me he convertido, si me hubiera convertido finalmente en alguien a quien se deja tranquilo. Pero para eso no hubiera tenido que nacer de mis padres, sino de otros totalmente distintos y haberme criado en circunstancias totalmente distintas, en la Naturaleza libre, como siempre he deseado, y no en la encerrada, en la Naturaleza en general y no en la artificiosidad. Porque todos nosotros nos hemos criado en la artificiosidad, en la locura irremediable de la artificiosidad, no sólo yo, que durante toda mi vida he sufrido por ello, dijo el actor del Burg de repente, todos los que estamos aquí, dijo, y se volvió hacia Jeannie y le dijo, también usted, querida, que me persigue con su odio y me desprecia. Se volvió primero hacia mí, sin decirme nada, y luego hacia Auersberger y dijo, a aquel Auersberger totalmente borracho que se había dormido en su sillón, que en general era una desgracia haber nacido, pero haber nacido para convertirse en un ser como el señor Auersberger era la mayor de las desgracias. Entrar en la Naturaleza y respirar en esa Naturaleza y estar en esa Naturaleza sólo realmente y para siempre como en casa era lo que él consideraba la mayor felicidad. Ir al bosque, adentrarse profundamente en el bosque, dijo el actor del Burg, confiarse totalmente al bosque, de eso se ha tratado siempre, el pensamiento de no ser otra cosa que Naturaleza,  Bosque, monte alto, tala, de eso se ha tratado siempre, dijo  de pronto irritado y quiso irse de una vez.-

:: Holzfällen -Eine Erregung [Tala] de Thomas Bernhard (1984).-

12.7.14

AFERRARSE


¿qué pasa cuando dos amigos pintan un cuadro? 
¿esa comunión los hace indistinguibles 
o cada pincelada lleva una firma una mano? 
la misma edad el mismo taller la misma ciudad 
crean una única palabra 
o pasada la ceguera amistosa del momento 
¿nadie dejará de señalar la voz y el color de cada uno? 
vemos lo mismo
pero nunca pintamos ni escribimos lo mismo
el recuerdo de dos jóvenes
escapando de sus maestros
aquí estamos aún lejos
del poder y de las mujeres
como niños tontos creyendo sólo en la pintura y en la poesía
quién pintó ese brazo que buscaba aferrarse
y aunque tiene un gesto gentil
el dedo es una garra
pero yo convertí la soberbia de Ícaro
en el desvalimiento de un empecinado
tiene los pies en la tierra
pero está entregado a la despedida
como los amigos de juventud
pasa de la luz a una total caída.-

:: Ícaro de Juana Bignozzi (2014).-